Compartir

 

Ya pasaron más de tres años desde aquel fatídico 1 a 0 con Alemania. Sin dudas, uno de los golpes más duros que recibió el seleccionado argentino. Desde aquel 13 de julio el mundo fue testigo de una caída, lenta y segura, que puso en el ojo de la tormenta a dirigentes y jugadores de renombre. Las cartas de Sampaoli – el nuevo DT de la selección  argentina de fútbol – llegan como una bocanada de aire en tiempos difíciles. Un equipo en busca de la revancha y con objetivos claros: llegar al próximo mundial de Rusia 2018.

La semana pasada se develó la lista de de jugadores que Jorge Sampaoli tendrá en cuenta para el choque contra Uruguay. Pero antes que nada, quien les escribe, se anima a comentarles un poco sobre el pasado del nuevo seleccionador. Jorge es argentino y, según dicen, hincha de River. No es de extrañarse que empezáramos por acá ya que, como toda figura reconocida en el ambiente del fútbol, lo primero que se le cuestiona es su antecedente como hincha.

Como director técnico, Sampaoli, tiene un trayecto de bastantes años. Debido a una lesión en una de sus piernas no pudo desarrollarse como un jugador profesional, razón por la cual, emprendió su camino como dirigente. Su primer título como dt lo consiguió en la liga Casildense (Santa Fé – Argentina) con Atlético Belgrano de Arequito. Luego pasó 6 años en Perú sin resultados, hasta que desembarcó en Chile. Desde aquí, un repaso rápido:

O’Higgins (Chile – 2007)

Emelec (Ecuador – 2008)

Universidad de Chile (2010)

Federación de Fútbol de Chile (2012)

Sevilla (España – 2016)

En total, seis títulos oficiales como director técnico, todos ellos con nuestros vecinos trasandinos.

A pesar de no ser  un director de “élite” como Diego Simeone o Pochettino –pueden verlo como deseen- el casildense, desde O’Higgins en adelante, supo marcar un estilo ofensivo interesante. Su sello, a pesar de ser una variante entre las demás, se destacó por intentar parecerse al de Bielsa: todos atacan y todos defienden. Y si usted se lo pregunta, sí, Sampaoli tiene a Bielsa como ejemplo.

La nueva selección

Resistido por periodistas y tipos de la talla de Bilardo, es un hecho que éste hombre ya es el nuevo seleccionador. A pesar de haber negado hasta último momento su salida del Sevilla (incluso la diagramación de su nuevo equipo) la lista de Sampaoli se hizo pública, aún, cuando éste quiso hacerse a un lado.  ¿Sorpresas? Muchísimas.

La ausencia de Agüero y Lavezzi, por lejos, fue lo que más impactó al público. Uno debe asumir que el técnico tendrá sus razones para decirle adiós a estos “cracks”(?) pero, mirando el lado bueno, Agüero se encontraba en una meseta dentro de la selección mientras que Lavezzi vendió su calidad a un equipo como el Hebei Fortune de China. Era momento de una limpieza.

Quienes llegaron, en cambio, han pisado fuerte en sus respectivas ligas. Hablamos de algunos como Alejandro “Papu” Gómez, Mauro Icardi, Salvio y Mammana, entre otros. Y es cierto, hay quienes pueden afirmar que la calidad baja considerablemente, pero estos jugadores -en su mayoría- cumplen un par de requisitos más que especiales: Titularidad y vigencia.

Vayamos por parte. Quienes integran el nuevo listado en su mayoría son de la liga italiana. Por un lado, Alejandro Gómez, titular indiscutido y figura del Atalanta, consagró a su equipo –que suele ser bastante regular-  en quinto lugar y después de 40 años volvieron a la Europa League. Leandro Paredes, por su parte, es un elemento más que importante para el AS Roma. Luciano Spaletti, DT del equipo capitalino, ha logrado darle solidez a un joven que viene proyectándose desde hace algunos años, en este caso, al lado de un emblema, Daniele De Rossi. Por último está Mauro Icardi, polémico como ninguno, viene a sumarse luego de las idas y venidas que pasó con Bauza. Sin embargo su vida privada no solapó su paso por la última temporada con el Inter: 24 goles, a sólo 4 del máximo goleador Edin Dzeko.

A pesar de que la liga italiana y la española tienen peso, a la hora de armar un equipo, sería un crimen no tener en cuenta otras alternativas. Así es como llegan los nombres de Mammana, el ex defensor de River, tiene 21 años y pasa por un buen momento en el Lyon de Francia. Un jugador que a pesar de su juventud acumula mucha experiencia como central. También tenemos al “Toto” Salvio, de la liga portuguesa. Salvio actualmente juega en el Benfica, es delantero, y comparte equipo con Lisandro López y Franco Cervi. En la última temporada coronaron por cuarta vez consecutiva al Bénfica en la liga de Portugal.

Y quedan muchos nombres más. Pero eso amerita analizar caso por caso. Sin embargo, queda clara la idea de Sampaoli: detonar a la “vieja” selección y rearmar a un equipo que viene dejando más lágrimas que sonrisas. Posiblemente, los aires del cambio, ayuden a este grupo a superar los próximos cuatro partidos. Argentina tendrá que pelear su lugar en la tabla de clasificación (actualmente se encuentra en el quinto puesto) y define su futuro ante Uruguay de visitante, Venezuela y Perú de local, y con Ecuador en la altura. Llegó la hora de Jorge Sampaoli.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here