Compartir

En estos últimos años se mencionó mucho la frase todos somos fotógrafos. La escuché, según la ocasión, con tono de afirmación, con cierto sesgo de ironía o con un poco de indignación.

Por Tony Valdez.

Creo que este espacio me brinda una buena oportunidad para hablar sobre esto, ya que si bien es cierto que hoy todos sacan fotos, que todo puede ser (y ya ha sido) fotografiado y que también, nos guste o no, acorde a las nuevas tendencias del mercado, toda foto puede ser una obra de arte; no necesariamente la suma de estas circunstancias nos convierte a todos en fotógrafos. Todos tenemos un lápiz en nuestras casas y lo usamos, pero a nadie se le ocurre decir todos somos dibujantes. Todos utilizamos el word en nuestras computadoras pero, tal vez concientes de ciertas limitaciones, nadie asegura que todos somos escritores. Incluso, todos cantamos bajo la ducha, pero definitivamente nadie se animaría a afirmar que todos somos cantantes.

Usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto.

Ésa fue la primera frase publicitaria de Kodak en los comienzos de la llamada fotografía familiar. A partir de ese instante y hasta el preciso momento en que escribo esto, se vienen incorporando más y más elementos que permiten que todos podamos tomar fotografías.

Pero… tomar fotografías no implica necesariamente ser fotógrafos.

Aún más: muchos de los que nos dedicamos o intentamos al menos abordar profesionalmente la fotografía, todavía nos planteamos si somos fotógrafos o si sólo trabajamos de ello. Es entonces cuando me parece muy ambicioso y desproporcionado considerar que todos somos fotógrafos sólo porque está allanado el acceso a un elemento que permite la captura de imágenes y, ese mismo artefacto, hace todo por nosotros (decide que diafragma o que velocidad va a usar, por ejemplo) Para reafirmar esa sutil, pero importante, diferencia entre ser , parecer y creérselo me gustaría compartir diferentes citas, consejos y opiniones dados por importantes y conocidos artistas sobre, justamente, lo que significa ser artista. (Primera salvedad, antes de empezar: donde dice artista podríamos poner fotógrafo, así como también músico, escritor o artista plástico.. Segunda, y última salvedad: no puedo dejar de hacer notar que, últimamente, muchos artistas plásticos han descubierto que es más fácil hacer uso de la fotografía y se han incorporado alegremente al equipo de… todos somos fotógrafos)

Ahora sí. Alex Webb dice lo siguiente: “Fotografía porque te gusta hacerlo, porque es absolutamente necesario hacerlo, porque la principal recompensa va a ser el proceso de hacerlo. Otros premios – el reconocimiento, el dinero – llegan a muy pocos y son fugaces. Hay muchas otras maneras más fáciles de ganarse la vida en esta sociedad. Toma la fotografía como una pasión, no como una carrera”.

Te gusta hacerlo… sentís que es necesario hacerlo…Tomalo como una pasión… me recuerda de alguna manera a un poema de Charles Bukowsky que se llama

¿Así que querés ser escritor?

Aquí van algunos fragmentos:
Si lo hacés por dinero o
fama,
no lo hagas.
Si lo hacés porque querés
mujeres en tu cama,
no lo hagas.
Si es mucho trabajo solo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si tratás de escribir como alguien más,
olvidate de eso.
Si tenés que esperar para que salga rugiendo fuera de vos,
entonces, esperá con paciencia.
Si nunca sale rugiendo fuera de vos,
dedicate a otra cosa.

Bueno… algo parecido menciona Alex Webb como consejo a jóvenes fotógrafos. ¿Para cuántos de nosotros el placer de hacer fotos es la principal recompensa? La verdad es un buen filtro a la hora de asegurar de manera liviana que todos somos fotógrafos.

Constantine Manos dice :“Trata de no tomar fotografías que simplemente muestran lo que parecen. La imagen tiene que mostrar algo que nunca hemos visto antes y nunca volveremos a ver. Hacer buenas fotos es fácil. Hacer fotos muy buenas es difícil. Hacer grandes fotos es casi imposible”. Tamaño compromiso ¿verdad? Claro que no necesariamente tenemos que hacer grandes fotos para ser fotógrafos. Más aún que el talento, es la actitud de búsqueda la que define al verdadero fotógrafo, aunque justamente ese proceso lo lleve a descubrir que lograr grandes fotos es casi imposible. Pero, ¿cómo saberlo si nunca se recorre el camino?

David Alan Harvey sostiene: “Debes tener algo que decir. Hoy en día, cuando todo el mundo puede hacer fotografías técnicamente perfectas con un teléfono móvil, debes ser un autor. Muchos me dicen que su motivación para ser fotógrafo es viajar por el mundo o hacerse un nombre. Esos son daños colaterales o incluso las desventajas de ser fotógrafo. Sin ideas tangibles, pensamientos, sentimientos y algo casi literario, el fotógrafo de hoy se pierde en un mar de mediocridad. La fotografía es claramente una lengua. Como con cualquier otro idioma, saber cómo se escribe y la gramática correcta de una frase es, por supuesto, necesaria.

Pero más importante es que los fotógrafos emergentes sean artistas de la palabra con una didáctica clara .Hay que ser un poeta, no un escritor muy técnico.” Ser un autor… un poeta… tener algo que decir …. ¿todavía podemos decir así como así que todos somos fotógrafos?

Steve McCurry lo definió de manera simple. “Si quieres ser fotógrafo tienes que fotografiar.” Martine Franck aconseja a los jóvenes fotógrafos “salir a la calle a hacer fotografías. Aprender tantos idiomas como sea posible, ir al cine, leer libros, visitar museos, ampliar la mente”

Martin Parr, de manera lacónica, sentencia: “¿Eres fotógrafo?. Encuentra un tema que te apasione entonces …” Robert Frank sostiene que “la cualidad es ser curioso. Y correr el riesgo. No hay reglas en esto.” Todas estas frases y consejos forman parte del espíritu del ser fotógrafo, que no tiene nada que ver con tomar fotos. No pretendo con esto convertir a los fotógrafos en una elite de superhéroes o poetas de la imagen, pero sí me gustaría que se tome con mayor seriedad a esta profesión que debe ser también, sin duda, una vocación.

Para finalizar va un fragmento del texto que firma Rodrigo Alonso al presentar a los autores seleccionados como finalistas del Premio Petrobras Buenos Aires Photo 2011: “No cabe duda de que la fotografía se ha transformado en un medio preferido por los artistas, que todavía ven en ella un lenguaje de cualidades inagotables. Aún cuando su infinita circulación social pareciera relativizar su impacto estético, las obras reunidas aquí ponen de manifiesto que es posible volver a pensar a la fotografía como un espacio para el recogimiento y la contemplación, como un oasis en medio de la sobreabundancia de las imágenes globales.” Podríamos decir, entonces, que lo masivo y globalizado es la fotografía, como herramienta de creación, de información, de consumo. Pero no los fotógrafos.

Muchos conocerán el Flight Simulator, un juego de computadora de uso común, que se popularizó justamente por utilizar el mismo software que los verdaderos simuladores de vuelo. Quizás los fanáticos de este juego estén en condiciones de decir todos somos pilotos. Quizás, incluso, puedan subirse a una aeronave y realmente pilotearla a partir de esos conocimientos.

Pero como dice Bukowsky la cuestión es que a uno le salga rugiendo del pecho. Por eso, definitivamente, una cosa es saber usar la tecnología y otra querer volar.

 

Comentarios

2 Comentarios

  1. Mucha máquina, escasa mirada…
    Mucha técnica, escaso mensaje…
    Hay que disparar mucho, curiosear mucho, leer mucho…entre tanto más…
    Muchos sacadores de fotos, escasos fotógrafos…

  2. La fotografía siempre sera experimental, siempre te faltará 10 pa’l peso.
    Es muy lindo el copiar una técnica, un método, para adentrarse en ella, porque es un terreno desconocido para uno.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here