Compartir

Por Gladys Loys.

Hace un año, en ocasión del lanzamiento de la Revista Subida de Línea[1], decíamos que no queríamos dejar historias sin ser contadas. Decir que deseábamos inscribirnos en los sucesos de mal reparto fue una profecía. Asimismo, nos[2] advertimos al iniciar, que nadie escapa a estar escrito en prejuicios, entonces también prometimos mantenernos vigilantes. Un muestrario de estos doce meses haciendo práctica de esas intenciones, autorizan a no dejar la referencia al suceso, aquel que nos tiene a un año de sucedido, en la pregunta diaria- ¿Para qué el ejercicio público de la escritura? ¿Cuánto logró construirnos la ética?, ¿lo colectivo?, ¿para el propósito de mejorar la cultura de la libertad de expresión? Frente a las siempre amenazantes figuras que componen la acriticidad en el discurso social haciendo sentido común, como la banalidad, el narcisismo. ¿Con qué propósito hablamos?  Y, puestos ante este suceso que nos tuvo expuesto a contar o callar lo que nos había sucedido a nosotros mismos, desafiados ante otras similares figuras de silenciamiento, como la  sinuosidad del rumoreo, como la ominosa operación de tergiversarlo diciendo aquí y allá, sin asumirse, decidimos que nacimos a esa marca, a pasar por la prueba de la bisagra:  siempre algo se abre y algo se cierra en el vaivén de la bisagra,  y si es que somos deudores, como  nos sentimos, de nuestras propias palabras, esperamos ver que todo lo anotado este año, se haga nota de contribución para la inclinación que abre a otros relatos y  que dibuje la posición que cierra al alimento de la  fantasmática.

Ese 9 de julio, mientras en el sur de la ciudad se abogaba por hacer crecer la verdad desde abajo- Subiendo la Línea[3]– no lejos de ahí bajaban la línea, y con una exhibición violenta decían: miren porque no hay que romper “el instructivo de ensamblaje”[4] .

Contingencia bisagra[5]  ¿Qué hacemos con lo que nos hacen?[6] Cada cual se encontrará identificado en el recorriendo por un gran abanico de posiciones sostenidas, asumidas, escondidas.  En cada ocasión se actualiza la posición que estructura un ethos. Las decisiones se ajustan o se sueltan al eje de la bisagra, constituyendo o desoyendo el recorrido al que se reconoce propio, con el que se identifica. Un nuevo medio de comunicación había nacido a la palabra y sin acatamientos. Sin cuadrarse a los mandatos de silencio.

En ese 9 de julio todo el que quiso pudo verlo. Muchos lo vieron con sus propios ojos, “estuvimos ahí” antes de que se contamine la escena. Fue la contracara de la celebración de la palabra, fue la exposición impúdica, contundente, recurrente, milenaria manera de impedirla, de hacer saber lo que no se permite. Se repetía lo que no deja de estar ocurriendo, sigilosamente, mientras unos, a cielo abierto desatan las imposiciones, en otro lugar imponen el orden de conveniencia.

Traíamos al ruedo escriturario, cada cual, de mucho tiempo atrás, subterráneas memorias de libertades. Siempre brotan, en caudales, se sumergen y emergen sin desaparecer, y, en ocasiones  confluyen, para comprometerse como  Revista  a poner en circulación una lectura, – lo más despojada de ataduras que logre-, del mundo, de los seres, sus penurias y sus conquistas.  Un universo de lectores asiente, dice y manifiesta  que es eso lo que espera, lo que quiere, lo que aguarda.  Con la bisagra abierta, la  música sumaba a la celebración del nacimiento, al espacio de creación, al desentierro de esperanzas de construcción colectiva, a la disposición a ser equipo, a componer líneas horizontales, cabales, por pasión periodística.

Fue nuestro avío, con ese registro salimos, llegamos munidos de esas percepciones que no explicaban la intrusión y el saqueo, el robo selectivo de elementos de trabajo del que éramos víctimas y testigos. No nos alcanzábamos a explicar lo que estaba pasando ante nuestros ojos, ex profeso jóvenes ojos, O ¿sí? Porque no somos seres ignorantes de la violencia. Somos planeta, continente, nación, colectividad grupo social, etario, político, religioso, que vimos y vivimos el quite de humanidad en manos de otros. Mil mensajes caben ante un delito, que se explican desde lo que tienes, con lo y con los que cuentas, cotejas con lo que ve el otro, tus pares, ajustas la distorsión del objeto, opera la intersubjetividad de los acuerdos. Contábamos con nosotros, con una generalizada aprobación por el surgimiento de un medio independiente, que podía y era alentado a decir, frente al acto violento que lo castiga. Algunos no se convocaron a entender lo que pasaba y faltaron para lo que siguió pasando. Otros, en cambio, emprendieron la restitución de humanidad, presurosos ante lo que aflige,  prestamente, como siempre ocurre en la historia de las conculcaciones, llegaron los actos solidarios[7] que nunca faltan y de manos que ahí se extienden.

Siempre habrá argumentos, porque siempre, antes, está la posición, que demanda de los argumentos con los que necesita justificarse. Volvió a escribirse una página oscura y tuvimos que leerla. Así es la historia. Si el vaivén de la puerta es cosa de la bisagra, es cosa de la solidaridad de cada cual, el abrirla o cerrarla a la restitución de humanidades. Este año fue ocasión de ensayarlo y cada cual hará su balance de lo transitado.

[1]  Revista Digital Subida De Línea. ¿Quiénes somos?

Subida de Línea somos. Una Revista Digital que explora desde Santiago Del Estero una escritura de la realidad sociopolítica contemporánea desde el ángulo periodístico.

Sin pretender ningún uso neutral del lenguaje, elegimos el argumento contundente de la imagen, la entrevista cuidada, poniéndole voz, un papel, haciendo el tema.

Reconstrucción discursiva, nuestros artículos se escriben en los sucesos con que la gente ejerce acciones contra el mal reparto. Así, pensamos, esas historias quedan a resguardo de no ser contadas.

Confiamos entonces que, desde abajo, subiendo la línea, encontraremos una página periodística con la historia de nosotros mismos.

Dos prejuicios persiguen al periodismo: Cómo dirimir el tema de la verdad y quién la dice y Cómo hacer del equipo un grupo con oficio horizontal.

No creemos que estén erradicados, porque en prejuicios estamos escritos. Tampoco que esté privada de antemano y sin esfuerzos, la Revista, de esos males, con eso contamos al comenzar, pero también con el tiempo y propósito por delante, de mantenernos vigilantes.

La verdad periodística esta devaluada, contra los que predican la objetividad, -como si se pudiera salirse uno de su ser sujeto-, podemos decir que hay mucho Medios de Comunicación empapados de amarillismo, exaltaciones, adulteraciones, descontextualizaciones, manipulaciones, por lograr la exclusividad. Esa que cuando se corre en la carrera del mercado del consumo de la noticia, degrada, produce la banalización, el desinterés por la realidad social y el gusto por lo superficial.

La verdad periodística también está devaluada por la mirada jerarquizadora de la academia, algunos, no toda la población intelectual mira esta práctica social de producción de saberes como un saber de segundo orden. Los hay, sin embargo, quienes diferencian los contextos de uso, y valoran sus tiempos, sus reglas, su modo otro de tejer en terreno la voz que dice lo que se vive y como se muere en territorios abandonados de derechos ciudadanos.

En ese entramado vive haciendo-se noticia, la competitividad del trabajo periodístico concebido individualmente. Paradojas del hacer colectivo. Pero en ese terreno emerge la Revista Subida de Línea, tanto salitre como tanino, tanta polvareda y sol, tanto arte, tanta espuma trae esta corriente haciendo surco, profundo, para quedar, porque quiere estar entre las Revistas que gusta acompañar los procesos sociales y hacerse una en ese tejido político.

[2] El plural de la redacción, tiene a la autora del artículo como responsable de lo que escribe, aunque lo biográfico se escriba en una página colectiva que le da identidad a lo que dice. El “nos” son construcciones de pertenencias de distinto tipo, las hay simultaneas, efímeras, solidas, pasajeras, ficticias.  Eso es lo que se reaprendió en el último año.

[3]  Nombre de la Revista Digital cuyo lanzamiento se celebró en Santiago del Estero el día 9 de julio de 2016

[4] Expresión del Subcomandante Marcos “Las mujeres que se yerguen rompen las instrucciones de ensamblaje”. Palabras de la Comisión Sexta del EZLN en el acto público Mujeres sin miedo: todas somos Atenco. 22 de mayo de 2006.

[5] Título de las palabras de presentación de la revista Subida de Línea en ocasión de su lanzamiento “Bisagra LO QUE ABRE Y CIERRA LA REVISTA SUBIDA DE LÍNEA en un Santiago del Estero de arcaísmos, residuales y emergentes”

[6] Expresión parafraseada de Jean Paul Sartre “Cada hombre es lo que hace con lo que hicieron con él”

[7] ….[] llamamiento de Subida de Línea  “a todos los que trabajan comprometidos con  la defensa de los derechos y la democracia a permanecer atentos en pos de resguardar su integridad y la de sus seres amados sino también renace la demanda a todos los estamentos del Estado que tiene la obligación y los recursos para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos de nuestro país… “ se sumaran y sigan haciéndolos todos aquellos espacios, instituciones y personas que sienten, predican y actúan por la no violencia institucional contra la violencia.


Se hicieron eco:

Radio Rebelde Programa de Néstor Piccone/ Programa Radial Pueblos al Sur Radio UNSE/ Editorial Radio UNSE/ Programa Radial Radio Nacional.

Se solidarizaron: Programa Radial La Voz de La Pacha/ La Poderosa Barrial Revista La Garganta Poderosa/ Patria Grande, Santiago del Estero/ Trabajadores despedidos de la Secretaría de Agricultura Familiar/ Red de Organizaciones y Familiares Contra la Violencia Institucional/ Renée Ahualli, Comisión DDHH CTA Tucumán/ Colectivo Al Carajo/ Agrupación por los Derechos de los Estudiantes (ADE)/ Consejo Nacional Armenio (Buenos Aires)/ Consejo Directivo  FHCSyS-UNS /Cátedra Libre de Derechos Humanos de la FHCSyS (UNSE)/ Jorge Winter, DNI 10155368 (UBA)/ Equipo de Derechos Humanos del INDES/ Asociación de Ex Presos Políticos de Santa Fe/ Emperatriz Márquez DNI 5983099 (Militante de los Derechos Humanos de  Catamarca)/ Liliana Gómez (Docente de la Universidad Nacional de Rosario)/ Colectivo de Investigadores UNSE/ Agrupación estudiantil La Mariátegui (actual Conducción del Centro de Estudiantes de la FHCSyS-UNSE)/ Nuevo Encuentro, Santiago del Estero/ Agrupación estudiantil La Mella Agronomía/  Asociación Dr Miguel Ragone por la Verdad, la Memoria y la Justicia (Salta)/ Patricio Torne Poeta (Secretaría de Extensión Universitaria, Universidad Nacional de San Luis)/ Jorge Gessaga Ex preso político (Casa de DDHH de Lanús)

Las ex presas y presos políticos Liliana Maria Arrastia/ Silvia Asaro/  Marta Quiroga/  Diana Cruces Alicia Kozameh/ Mirta Sgro/ Graciela Cheín/ Raquel Velázquez/ Graciela Suarez/ Ana Cristina Ibáñez/ Gloria Gallegos de la Asociación Ex-presos Sgo del Estero/ Ana Ester Koldorf ( ex pp, Antropóloga UNR)/  Ex presos políticos Adriana Chein DNI 1308094/ Rubén Emperador DNI 11064595 / Viviana Niznik DNI 14868297 /Carlos Ponce de Léon DNI 6248299 (Ex preso político)/ Diana Cruces DNI 1015125/ Aída Graciela Schtutman DNI 10807645/ Liliana Teplitzky DNI 6055747/ Mirta Isabel Tomas DNI 6189276/ Noemí Susana Genera DNI 4548754/ Perla Amelia Díez DNI 6268732/ Liliana Forchetti DNI 10765945/ Elena Arena DNI 5764688/ Sara Ponce DNI 6499498/ Susana Beatriz Gómez  DNI 16744872 /Liliana Ortiz DNI 10158348/ Berta Eugenia Falicoff DNI 5864620/ Liliana Arratia DNI 11347428/ Mabel Grimberg DNI 5806264/ Graciela Suárez DNI 12338178/ Elba Balestrini DNI 5882204/ Berta Horen DNI 5776661/ Patricia Bardach/ Rodolfo Novillo/ María Susana Martín/ Pedro Martín/ Alicia Schiavone.

Taty Almeida – Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora/ Ana Careaga (Directora ex IEM CABA) Oscar Stelles militante DDHH/ Agrupación H.I.J.O.S. (Hijos/as por la Identidad y Justicia contra el Olvido y el Silencio) Sgo del Estero/ Agrupación Domingo Menna/ Cristina Arévalo (Colectivo Ex presos políticos CABA) / Prof. Nilda Juárez / Juan Argüello (Colectivo Ex presos políticos )/ Asociación de Ex presas y Ex presos Políticos de Mendoza/ Mariana Roldán (Psicóloga) /Alcira Chavez / Prof. Graciela Alvarez / Alfredo Seydell (Sindicatode Luz y Fuerza  Córdoba)/ Ing. Juan Carlos Serrano (ex pp) Jorgelina González Russo (militante de género)/ Mirta Aromatáris (Observatorio DDHH Universidad de Río Cuarto)/ Mariana Godoy (Antropóloga, Salta)/ Juan Mascaro (Documentalista, realizador cinematográfico, docente universitario)/ Ester Casenave (Ingeniera UNSE)/ Dr. Jose Luis Grosso (UNCA)/ Graciela Córdoba (Docente UNSE)/ Luciana Carraro (Actriz)

Comentarios

2 Comentarios

  1. Gladys , a la luz de los hechos, pasados y presentes, tu voz ( tu letra) se ha vuelto imprescindible.

  2. Enmarañar el discurso de la historia, no acomodarnos a su violento presente, de esas otras fuerzas dolidas y festivas aprendemos que no dejamos nunca de ser sus testigos, incólumes, serenos, insobornables. Gracias, Gladys . Gracias, Subida de Línea (cuando hay tantas bajadas, y tanta pretensión de bajar).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here