Compartir

Por Sebastian Barrionuevo Sapunar y Roberto Daives

El viernes 3 de Noviembre a la mañana, una parte importante de los integrantes del Colectivo de Abogadxs Santiagueñxs se hicieron presentes en el hall de tribunales, pusieron una mesa para comenzar a entregar la revista LETRA CHICA. Conversando cara a cara con cada colega que se encontraba trabajando en los pasillos de tribunales la revista comenzó a instalarse en los comentarios de quienes andaban por allí, así se comenzaba a generar la conversación del derecho desde otras miradas, desde otras perspectivas, posibilitando un lugar de encuentro para que los abogados y abogadas santiagueños puedan intercambiar pensamientos, ideas, sentimientos sobre el ejercicio profesional en la provincia a través de la palabra escrita.  

Los contratos por adhesión que son los que abundan en el sistema en el que estamos inmersos, la LETRA CHICA representa lo que el oferente quiere que el adherente no sepa, aquello que ha de develarse cuando se suscite un conflicto de intereses entre los contratantes. La LETRA CHICA es la trampita solapada, la contraindicación de la  que nadie te va prevenir, esas clausulas que son recordadas cuando el más fuerte quiere sobreponerse sobre el más débil de cualquier forma. LETRA CHICA, propone una visión distinta del derecho, una  postura que interpela lo jurídico en su contexto político, social y económico, desde abordajes diversos.

Con el espíritu y la voluntad de poner en cuestión esas sombras que muchas veces el discurso jurídico encubre, así surge la revista LETRA CHICA. El propósito señalado no ha sido ni es una tarea fácil, porque justamente, implica desde el vamos, problematizar prácticas que se encuentran muchas veces naturalizadas en el ejercicio profesional, pensar desde la escritura lo que muchas veces en nuestros trayectos académicos de formación se nos enseña cómo algo instituido e incuestionable. La revista LETRA CHICA  quiere contener y difundir perfiles profesionales diversos que coexisten y se desarrollan con tensiones y complementariedades, este es un desafío que seduce pero también incómoda.

En la primera edición de esta revista participan abogadas y abogados del foro local, en primer lugar pensando el ejercicio de la abogacía y  su celebración a partir de la figura de Alberdi, como un horizonte de trabajo que debería engrandecernos, tal como lo señala Roberto Daives. Por otra parte, el aporte para advertir la figura de la mala madre, desde una mirada de género, es una reflexión inédita en su visión santiagueña,  con las ideas de Romina Arroyo y Guadalupe Díaz. La entrevista a Barrionuevo, presidente actual del colegio de abogados, tiene como propósito claro, indagar respecto de la actualidad del Colegio como institución, advirtiendo fortaleza y debilidades, que podrán ser puestas en contraste con otros robustos colegios de abogados de la región y de provincias de todo el país. Hay un interés claro por conocer este presente para generar propuestas y alternativas que empoderen al colegio e abogadxs, generando más y mejores beneficios a los profesionales. La mirada de Llugdar actual juez del Tribunal de Justicia, es otro aporte meritorio desde otro lugar y con otra cosmovisión del derecho. Así también, el análisis de las políticas de mano dura y ddhh, puestas en cuestión con un objetivo claro: desmitificar las políticas punitivas instaladas en oleadas mediáticas a nivel país, cada vez que un delito o un crimen conmueve a nuestra sociedad. Desde lo artístico la pintura de Berni traza desde el inicio el rol que cumple la sociedad en la construcción del derecho, la importancia de lo que pasa en la sociedad, por encima de lo que acontece en la ley escrita, en la jurisprudencia, en la doctrina, en las instituciones judiciales y en los medios de comunicación. Kafka, el tradicional cuento Ante a Ley, es una interpelación abierta a diferentes aspectos de la norma y la poesía tucumana recordando a Santiago Maldonado y su aparición sorpresiva, después de varios meses de desaparición forzada.

La construcción de esta línea editorial ha sido un gran desafío, de discusiones y debates, que sacan a relucir lo bueno y lo malo, las contradicciones, las dificultades que se plantean cuando hay propósitos más allá de lo coyuntural, pensando en el largo plazo, apostando a caminos compartidos, siempre debatiendo y reflexionando con franqueza, cuál es la ética que queremos prevalezca. Hay una mirada multidimensional que se propone pensar, despensas y repensar el derecho desde el señalamiento de la llamada “letra chica”, aquello que se pretende engañosamente ocultar, en aquella oscuridad, en aquellos silencios está la base para el desarrollo de un derecho plural y transformador. La presentación de la revista en el marco de una peña  termina de marca también otra mirada que los profesionales se proponen.

 

 

Comentarios