Edición 7

Círculo de la Prensa de Santiago del Estero

25 septiembre, 2017

Círculo de la Prensa de Santiago del Estero

Por Eduardo Emilio Rapetti Salik

Ilustración: Juanca Paez Gimenez

El Círculo de la Prensa de Santiago del Estero es la entidad gremial que nuclea a los trabajadores de prensa en todo el territorio de la provincia de Santiago del Estero. Fundado el 19 de mayo de 1942 y con más de 75 años de vida, la organización sindical se posicionó y levantó la bandera de los compañeros para que se cumplan sus derechos y garantías. Con Personería Gremial Nacional Nº 707, el CIPRENSE cuenta con un cuerpo directivo, más la comisión revisora de cuentas, elegidos cada 4 años, los cuales cumplen sus funciones, desde la fundación hasta la fecha, de manera ad honorem, sin percibir ni un sólo centavo.

Posee su sede sindical en calle Moreno Sud 156 y hace 5 años cuenta también con un predio social y deportivo en la localidad de Maco, el cual está provisto de un salón de usos múltiples, una pileta de natación, asadores y espacio verde. La sede central está compuesta por varias locaciones distribuidas en dos plantas, en el primer piso se encuentran las aulas taller del Centro de Capacitación Profesional Mons. Gerardo Sueldo.

La actual Comisión Directiva, que lleva poco más de un año de gestión, recibió recientemente la Certificación que emite el Ministerio de Trabajo de la Nación, oficializando así a los dirigentes en sus cargos hasta el 2020. Son numerosas las actividades que se llevan adelante. La principal es el trabajo diario que hacen sus dirigentes para concientizar a todos los trabajadores que ejercen la profesión de prensa. La tarea que se realiza es difundir los derechos y garantías, que en la mayoría de los casos, sus empleadores no respetan. Amparados en la Ley 12908, con más 70 años de vigencia, se pueden encontrar las bases para el desarrollo de la profesión y que ésta no se vea avasallada por los constantes aprietes que pretenden ejercer los dueños y/o gerentes de medios de comunicacion o bien los empleados parapatronales, enemigos a la vista de los compañeros con espíritu y empuje gremial.

En Santiago del Estero existen empresarios que se vanaglorian como defensores de los Derechos Humanos y son los principales actores que van en contra de éstos. Diarios, revistas, radios, que tienen a la cabeza a gerentes en función de la patronal que no respeta convenios colectivos de trabajo, se hacen los desentendidos en cuanto a los incrementos salariales, los horarios de trabajo, francos, vacaciones, etc. Y ni hablar sobre el registro en los libros de sus trabajadores, valiéndose de jóvenes periodistas, que en condiciones inhumanas de trabajo levantan pasquines promocionales a sus jugadas económicas en complicidad con el gobierno de turno.

Contados con los dedos de una mano, y sobran, son los medios de comunicación en la provincia que tienen a sus empleados registrados y respetan las paritarias anuales. Y son éstos mismos personajes, antes mencionados como defensores de los DD.HH. quienes se encargan de sembrar la discordia, difamar y perseguir a los empleados que se asoman a hablar con un dirigente gremial, para los cuáles también se guardan muchas veces uno que otro epíteto.

En este período, en lo que parece una constante, la comisión directiva se vio obligada a cursar notificaciones a los organismos de seguridad nacional y provincial, para garantizar el libre ejercicio de la profesión de periodistas, camarógrafos y fotógrafos. Debemos comprender que la transparencia, la honestidad y el compromiso, deben resultar nuestras principales herramientas. Esperamos que las futuras conducciones sindicales sepan transitar con orgullo, fuerza y convicción el camino de la lucha al que nunca vamos a renunciar ni negociar. Es un anhelo personal el lograr un mayor compromiso y acompañamiento de los afiliados, desterrando aquella cultura del temor reinante que sólo inmoviliza y congela las acciones de los hombres y mujeres de bien.