#NiUnaMenos Crónicas Últimas

A La Banda voy llegando

25 noviembre, 2018
mdelfina

author:

A La Banda voy llegando

Por Alejandra M. Zani.

El reloj marca las ocho y el calor comienza a aminorar. El polvo seco de la Plaza Libertad, corazón de Santiago del Estero, parece soltar un leve suspiro, el primero del día, mientras recibe apacible el murmullo de quienes van llegando a la glorieta. Un poco atrasados, los demás siguen la marcha a paso lento, y mientras desfilan sus banderas multicolores frente a la Catedral, van dejando una estela de glitter sobre el pavimento: la cara visible de la diversidad.  

“Queremos adaptarnos a la idiosincracia, a la cultura y al clima de nuestra provincia, por eso convocamos la marcha del orgullo LGBTIQ a las siete de la tarde, porque sabemos que la gente va a llegar a las ocho, cuando baje el calor”, afirma Luisa Paz, la primera santiagueña elegida como presidenta de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTA). “Es la primera vez que se elige a alguien por fuera de Buenos Aires para presidir la red nacional. Ya se sabe que Dios está en todos lados pero atiende solo en Capital Federal, y eso es lo que estamos cuestionando”,  agrega.

Para la dirigente de ATTA, la Ley de matrimonio igualitario y la Ley de identidad de género fueron el piso de los derechos obtenidos por y para la comunidad LGBTIQ, y no existe un techo. Aún así, la discriminación y la pobreza siguen siendo los factores de mayor vulnerabilidad para estas personas. “Y más para las trans y travestis que tienen una expectativa de vida de 35 a 40 años”, añade Luisa. “Este año fueron 69 las compañeras trans asesinadas y un varón trans de 14 años suicidado por bullying en el colegio. Las leyes sirvieron para afianzar nuestros derechos, pero nos queda un 75% de tarea en cuanto a la batalla social y cultural”.

 

Fotografía: Araceli Montenegro.

 

A esto se suma la serie de medidas impulsadas por el gobierno de Cambiemos en los últimos años, con las políticas de vaciamiento del Estado y el retroceso en materia de Derechos Humanos. En este sentido, el desfinanciamiento a la salud y los faltantes en medicación antirretroviral para personas VIH+ es la problemática más visible e inmediata que afecta a la población LGBTIQ en todo el país. “Y Santiago del Estero no ha sido indiferente a este retroceso en las políticas públicas del actual gobierno”, explica Pablo Herrera, responsable de la Oficina de la Diversidad de la Municipalidad de La Banda junto con Pamela Ordoñez y Nadia Díaz.

“Confiamos en que esto se solucione y en que los medicamentos lleguen. Nosotros seguimos exigiendo una ley integral de salud para las chicas trans porque es la principal causa de muerte, tanto por lo inaccesible de la atención de la salud pública  como por el hecho de que si se accede, la discriminación sigue siendo enorme”, expresa Herrera.

“Aquí exigimos que se apruebe la Ley de cupo laboral trans, que garantiza un 1% de nuestros de trabajo, y ha habido un debate en Cámara de diputados que lo quería bajar a 0,75%. Es una cifra muy inferior a lo que nosotros pretendíamos”, afirma el responsable de la Oficina de la Diversidad. “Estamos en una meseta porque la cosa está muy parada a nivel nacional”.

 

Fotografía: Araceli Montenegro.

 

***

Aunque se regocija por haber llegado primera a la historia del país, la Madre de Ciudades tardó algunos años en organizar su primera marcha del orgullo LGBTIQ. Así, tuvo que esperar hasta el año 2007 para que saliera a las calles de Santiago del Estero un movimiento liderado por compañeras trans y travestis, todavía temerosas de la reacción que pudiera tener una sociedad que seguía hostigándolas. Esa marcha no tuvo escenarios ni discursos políticos. Solo hubo música. “Teníamos temor al rechazo de una sociedad que todavía nos aislaba y respondimos a la necesidad de aquél momento, que era visibilizarnos”, cuenta Luisa Paz, que también fue una de las impulsoras de la primera movilización.

Con los años, los escenarios fueron aumentando su tamaño y los discursos fueron personificándose y elevando su voz hasta tomar las plazas principales. Y este año, por primera vez en la historia de la marcha del orgullo LGBTIQ en Santiago del Estero, la movilización salió de la Capital para llegar a otras ciudades: Loreto y La Banda.

“Aquí, en La Banda, pensamos la marcha como una especie de festival que se llamará Diversidad en Banda”, explica Pablo Herrera, encargado de la organización. “Esta fecha marcará un hito que esperamos que se mantenga en el tiempo. Nos dicen que estamos haciendo historia, pero a nosotrxs nos parece que simplemente estamos haciendo nuestro trabajo”.

 

Fotografía: Araceli Montenegro.

 

***Los principales reclamos que se intentarán visibilizar en el festival Diversidad en Banda estarán expresados en las consignas “con mis derechos no te metas” y “basta de transfemicidios”. La movilización, convocada a las 19 horas en la plaza Mauricio Rojas, estará acompañada por la ATTA Santiago del Estero, Diversidad Valiente Santiagueña (DIVAS), la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR), 100% diversidad, Mumala y Mala Junta, entre otras agrupaciones***.