#NiUnaMenos Crónicas Edición 18

Las mujeres de la UCC dicen ¡Basta!

15 noviembre, 2018

Las mujeres de la UCC dicen ¡Basta!

Por Anita Bouzón Vittar.

Mujeres que entendieron que la violencia machista se reproduce por las instituciones que la legitiman. Mujeres que entendieron la lucha por vivirla en carne propia. Ellas solas, estudiantes de distintas carreras de la Universidad Católica de Córdoba, tomaron el toro por las astas y convocaron el pasado 23 de octubre a una Asamblea interfacultativa. La razón es lamentable: la violencia de género y los abusos son una realidad en la UCC y las autoridades legitiman con su indiferencia.

¿Qué pasó?

Hace unas semanas, una compañera de la Facultad de Ciencias Políticas se cayó (o la tiraron) desde el cuarto piso en el que vivía. Resulta que ella, cuyo anonimato resguardo por cuestiones legales y de privacidad, sufría violencia de género por parte de su pareja, compañero de clase. La facultad estaba advertida sobre el asunto, hay quienes trataron de ayudarla pero la contención no fue suficiente porque no hubo un respaldado de las autoridades.

A partir de allí, surgieron denuncias de jóvenes de otras facultades, como el caso de la estudiante de medicina que fue abusada por cinco estudiantes de la Facultad de Agronomía de la misma universidad. Pero no menos importante fueron los mensajes que llegaron a la página de Instagram y al mail que las chicas pusieron a disposición de toda la universidad, sobre frases discriminatorias que, desde lo que parece pequeño (como denigrar a una mujer disfrazado de chiste en una clase), propician el ámbito en donde está bien discriminar, humillar y menospreciar a las mujeres e integrantes de la comunidad LGBTIQ. Si les profesores lo hacen con total impunidad, ¿qué inconveniente tendrían los estudiantes?

Para ser más clara, algunas de las frases son:

“Las violaciones son buscadas por las mujeres, ya sea por su provocación o vestimenta”, dijo un profesor y cura que da Anatomía y Fisiología en la Facultad de Nutrición. “Así que ya saben chicos, si van a degollar a su mujer háganlo hasta acá porque si no la van a matar…”, dijo un profesor de medicina. “Los gays sufren un tipo de neurosis, la familia está siendo destruida por estas ‘pseudofamilias’”. “Con esas piernas no sé qué haces estudiando derecho electoral vos”. Y la lista sigue. Creo que ya leímos suficiente.

 

Asamblea con más de 130 mujeres. Fotografía: Asamblea Interfacultades de Mujeres.

 

¿Qué hicieron?

Ellas se organizaron y en la Asamblea redactaron un acta que sostiene las bases de sus pedidos. Amparadas en las leyes de nuestro país que protegen los derechos que reprimen la violencia de género y la discriminación tales como la Ley N° 23.592 Contra Actos Discriminatorios; el Decreto N° 2.385/93 de Acoso sexual en la Administración Pública Nacional; la Ley N° 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales y su Decreto N° 1011/2010; la Ley N° 26.743 de Identidad de Género; la Ley N° 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. Y teniendo en cuenta que el artículo 4 del estatuto académico de la UCC sostiene que “la institución desarrollará sus actividades en consonancia con los principios que informan la Constitución Nacional y con las instituciones republicanas y democráticas de la Nación.”

Si este marco normativo no fuese suficiente, en el artículo 3 de la ley 26.485, se estipula que:

“El Ministerio de Educación de la Nación deberá: Articular en el marco del Consejo Federal de Educación la inclusión en los contenidos mínimos curriculares de la perspectiva de género, el ejercicio de la tolerancia, el respeto y la libertad en las relaciones interpersonales, la igualdad entre los sexos, la democratización de las relaciones familiares, la vigencia de los derechos humanos y la deslegitimación de modelos violentos de resolución de conflictos; promover la incorporación de la temática de la violencia contra las mujeres en las currículas y promover la revisión y actualización de los libros de texto y materiales didácticos con la finalidad de eliminar los estereotipos de género y los criterios discriminatorios, fomentando la igualdad de derechos, oportunidades y trato entre mujeres y varones”.

Y es exactamente lo que las estudiantes redactaron en el acta que presentaron a los directivos de la facultad.

Entonces, ¿qué proponen?

La creación de un protocolo en manos de cuatro representantes de la Asamblea y cuatro académicos/as de la casa de estudios que trabajen en Derechos Humanos con perspectiva de género, que serán elegidos en conjunto con los directivos de la universidad.

Proponen también la creación de dos equipos: uno, interdisciplinar, conformado por dos psicólogos/as, dos abogadas/os, un profesional de la salud y dos alumnas, mediante el cual se canalizarán denuncias, consultas y se brindará contención a las víctimas respetando el “Plan de Acción” que establezca el protocolo.

“El Plan” contendrá mecanismos para actuar ante aquellos casos en donde la prevención no fue posible y la víctima tendrá el derecho de pedirle a las autoridades intervención y medidas que sean necesarias para la futura protección: suspender al victimario, sancionar al profesor/a o lo que se considere conveniente.

Por otro lado, un equipo que se ocupe de la prevención y formación en violencia de género y perspectiva de género, tanto de alumnos como de profesores/as y directivos de la Universidad.

Las estudiantes solicitan también un presupuesto destinado específicamente a estas tareas y de público conocimiento para toda la universidad como también plazos para concretar todas estas acciones para comenzar el 2019 con el protocolo en funcionamiento.

Más allá del dolor de las muertes, la violencia y la opresión a las mujeres y al colectivo LGBTIQ, debemos celebrar la valentía de estas mujeres que van por todo. Celebrar que el machismo ya no va a sostenerse con nuestro silencio. Ahora, más que nunca, organizadas y fuertes.

Ahora, más que nunca, vivas nos queremos.

 

Fuentes

1- Natalia Sandoval, estudiante de la facultad de Veterinaria de la UCC, miembro del Concejo estudiantil.

2- Instagram Machismo en la UCC

3- Instagram Asamblea UCC.

4- Formulario contra la Violencia de Género y el Machismo en la UCC.

5- Asamblea Interfacultativa de Mujeres.

6- Alumnas de UCC denuncian abusos de profesores y compañeros, La Voz.