SUBIDA CUMPLE Un nuevo aniversario de SubidaLeer Más
#Crónicas#MujeresPublicando#Notas

¿Qué mujer nos faltará mañana? Crónica de femicidios anunciados

4 Minutos de lectura

“¿Por qué marchan el 8M?”, nos preguntan. Marchamos por el dolor, la indignación, por empatía, por creer en un mundo justo; marchamos por las que no están y por las que vendrán. 

Por Natalia Jiménez.

Marzo llegó como una puñalada para nosotras, 9 mujeres muertas en 6 días continúan llenando la larga lista de femicidios en Argentina. El número va a quedar obsoleto en poco tiempo: en marzo asesinaron a una mujer cada 16 horas. Sabemos que el conteo no se va a detener, pero ¿cómo se contabiliza la crueldad? ¿Alcanza con pensar cuantas horas pasarán hasta la próxima víctima de violencia machista? 

Registrar los femicidios en nuestra provincia, y en todo el país, es la principal tarea del observatorio MuMaLá «Mujeres, Disidencias y Derechos” usando como soporte los medios gráficos: diarios impresos y digitales. Pero la violencia no termina en nosotras y nuestro cuerpos, se refleja en las personas que nos rodean; es lo que denominamos femicidios vinculados: el femicida mata a un ser querido de la víctima para producirle dolor. Las causales de muertes nos rodean: también contabilizamos travesticidios, muertes por abortos inseguros y otros crímenes de odio.

Presentar los datos, a las víctimas y sus historias a todes en general, al Estado y a quienes tengan el poder político de incidir en la realidad, en particular, que nos escuchen, que nos vean: alzamos la voz porque queremos salir de nuestras casas y volver vivas, sin miedo. Todos los días nos falta una.  

¿Qué concepción de amor estamos sosteniendo?

Desde que comenzó el año 59 mujeres fueron asesinadas en manos de hombres que decían amarlas, que las conocían, y en menor medida, que cruzaron sólo una vez. El 42% de las víctimas murieron en manos de su pareja y el 26% en las de su ex pareja.

“Mía o de nadie”, lo dicen las canciones y las novelas: los femicidas ejecutan. Hombres que se sienten dueños de nuestros cuerpos y nuestras vidas. Odio de género, disfrazado de una forma “extrema y descontrolada de amor”. Si repasamos los casos de femicidio, veremos qué la decisión personal y básica de una mujer de terminar un vínculo es directamente intolerable para varones que experimentan la posesión de una mujer como la única prueba consistente de su hombría. 

La violencia empieza cuando una mujer dice que no

Desde que empezó marzo se registraron 9 femicidios, 1 travesticidio, 2 muertes en proceso de investigación y  1 intento de femicidio directo.

Guadalupe Ezeiza de 8 años fue asesinada por su primo de 22 años, se la encontró con signos de violencia y quemada. La mamá denunció que el femicida se la había llevado de su casa. Un tiempo después él se presentó en la casa de un amigo para contarle lo sucedido.

Micaela Gordillo de 24 años fue golpeada, asfixiada, quemada, desmembrada y esparcida por diferentes lugares como la vera de la ruta y un contenedor de basura. El femicida Naim Vera le confesó el crimen a un amigo y luego se presentó en la comisaría con un abogado.

Jordana Rivero de 25 años fue arrojada desde un séptimo piso en Mar del Plata. Por el crimen está apresado el hombre de 50 años que intentaba escapar del departamento cuando llegó la policía. La autopsia determinó que tenía golpes en el cráneo y que cuando cayó, ya estaba inconsciente.

Las formas en la que mataron a estas mujeres no son casuales, se dan con saña, odio, crueldad, con furia. Esa máxima violencia, esas acciones que pueden ser tipificadas como crímenes surgen de innumerables violencias cotidianas que son normales y que no podrían jamás ser tipificadas como crímenes.

Agustina Atencio, de 17 años, era buscada desde el 29 de febrero. Su cuerpo apareció  en el río Colorado. Todavía no se sabe cómo murió porque su cuerpo no estaba en condiciones de una necropsia, pero hay un demorado que está en la mira de la Justicia, su ex novio.

Octavia Colque de 39 años estaba desaparecida desde el viernes 28 de febrero, su hermana denunció que no tenía noticias de ella,  y el martes 3 de marzo fue encontrada, enterrada en el fondo de una vivienda de la localidad bonaerense de Las Toninas. Por el femicidio detuvieron a su ex pareja Balbino López de 45 años.

Ellas eran buscadas, sus amigas y familias sintieron la ausencia y denunciaron, la justicia las encontró en el peor escenario.

Mónica Ramos de 61 años oriunda de San Luis, fue encontrada sin vida en su casa, murió desangrada por la herida de un arma blanca. En diciembre del año pasado había denunciado que recibía llamados intimidatorios. La justicia no la protegió. El lugar más  inseguro para las mujeres es su propio hogar.

Chinina Palomino era una mujer trans de 33 años,  fue asesinada en ciudadela, Provincia de Buenos Aires  por dos hombres que bajaron de un auto y le propiciaron 3  disparos. Murió sola, en la calle. No hay nadie preso. 

A Camila Peñalba de  25 años se la encontró asesinada en la cama junto con sus dos hijes de 7 meses y 6 años. La policía llegó porque sus vecinos denunciaron que los niños no paraban de llorar. Está apresado su ex pareja.

Las mujeres podemos querer tomar decisiones y lo hacemos. Podemos aspirar a muchos tipos de poder. Pero en lo privado, donde el patriarcado se refuerza, millones de mujeres siguen pagando con sus vidas haber tomado la decisión de abandonar a sus parejas.

8M Argentina

Fotografía: Georgina Scandalo.

Jaquelina Arjona de 20 años fue encontrada colgada de una soga en su casa, pero la policía sospechó que podría haber sido otro el escenario, y no un suicidio. La autopsia determinó que presentaba golpes en todo el cuerpo que produjeron su muerte. Su pareja está presa.

Otro día puede ser otro femicidio. Otra vez, la bronca. Otra vez, el llanto y desconsuelo. Ellas son las caras y los nombres que vemos y escuchamos  en los noticieros, no son números fríos en una planilla, son mujeres que hoy no están. Pero deberían. La revolución somos todas, pero si nos falta una, alzamos nuestra voz para pedir políticas públicas integrales. Los pasos institucionales, en su mayoría jurídicos, han sido importantes, pero aún están incompletos. El #NiUnaMenos debe ser una realidad.

[adinserter block=»3″]

Convocatoria: Mujeres produciendo y publicando

Textos relacionados
#Notas

Deshabitadas del pueblo que fuimos

6 Minutos de lectura
Por Gabriela Álvarez Ilustración: Juanca Paez Gimenez Palabras que intercambian y dialogan con el último poemario de la poeta Belén Cianferoni, “Matar…
#Crónicas#Notas#SubidaCumple

Los cuerpos de Delgado

28 Minutos de lectura
Texto: Ernesto Picco. Fotos: Gabriela Álvarez. 1. Un mundo interior Roberto Delgado había pintado una línea blanca que atravesaba el patio de…
#Notas#SubidaCumple

Si Robin Hood viviera, sería mujer y científica

6 Minutos de lectura
Por Amautas Huarmis. Hablando «a ciencia cierta», podríamos sugerir que la forma de hacer y comunicar ciencia actualmente se considera un poco…
Suscribite a nuestras novedades

Prometemos no hacer spam ;)