SUBIDA CUMPLE Un nuevo aniversario de SubidaLeer Más
#Crítica#MujeresPublicando

Vínculos sexo-afectivos: un rompecabezas para armar

4 Minutos de lectura

Ay! Que no me digan como tengo que amar

Si es así o es asá

Estamos inventando algo mucho más

Algo más grande, vamos!

Que no me digan como tengo que amar

Si es así o es asá

 

Sara Hebe – Movimiento social del deseo

 

Por Johana Lacour.

 

 

Tiene la tapa roja, se le alcanzan a ver unos dibujos: el ícono de instagram, un celular, el “visto de whatsapp” y algunos corazones, entre otros firuletes y se llama El fin del amor. Querer y coger, el libro que la escritora Tamara Tenembaum publicó en 2019. Me lo encontré en una librería y después de hojearlo decidí sumarlo a mi literatura sobre el amor.

Se lo puede definir como un libro de ensayos en donde la autora se para desde su lugar de joven mujer cis-género, de clase media y perteneciente a la comunidad judía ortodoxa, para relatar sus experiencias personales en torno a los vínculos sexo-afectivos y otras yerbas. La particularidad que contienen sus relatos en primera persona, tienen que ver con sus orígenes, pero sobre todas las cosas, con sus estrategias personales a partir de su acercamiento a las luchas feministas -que son profundamente colectivas-, para ir rompiendo con los mandatos de género. A su vez se da la tarea de recolectar las experiencias de otres a quienes también se les presenta el amor, los vínculos y el sexo como una incógnita que intenta ser resuelta a prueba y error a lo largo del tiempo.

El sincretismo del momento histórico en el que vivimos, en donde si bien una relación “hasta que la muerte nos separe” ya no es la zanahoria obligada detrás de la cual corremos, ni el objetivo principal en la vida de la mayoría -sobre todo- en las juventudes; tampoco tenemos demasiado claro de qué viene la cosa con las nuevas formas de tener una relación, construir afectividad o bien simplemente coger, porque conviven dentro nuestro las nociones sobre el amor -y su estrecho vínculo con el capitalismo- relacionadas al romanticismo, con los celos y la posesión como garantes de su existencia. Entonces “emparejarse” está difícil ahora que el objetivo en última instancia no está tan claro; cada vez más jóvenes no quieren ni casarse ya mismo (ni nunca), y quizá no quieran tener hijes, o ya los tienen pero no están buscando una pareja tal y como se la entiende. El abanico de cómo vivir nuestras vidas junto a otres, poco a poco se abre pero no sin múltiples incertidumbres, para lo cual es necesario asumir que caminar con contradicciones es parte de la época que nos toca. Estamos cuestionándolo todo, rompiendo viejas estructuras sobre cómo entender las relaciones y eso en un punto nos genera algunas crisis, pero la buena noticia es que lo estamos haciendo para “volverlo armar” buscando formas que pongan por delante al cuidado, quizás, pero lo que es seguro es que será en donde los deseos de todes puedan estar abrazados.

Es un libro escrito desde la perspectiva de género, pero sobre todo, pensado desde lo que llamamos pedagogía feminista: no busca dar recetas, ni fórmulas infalibles para no “sufrir por amor” cual libro de autoayuda, y mucho menos se ubica en el lugar de “la verdad”. Considero que este libro es diálogo -incluso- intergeneracional en donde se hacen visibles las peripecias que afrontamos a la hora de intentar “querer bien” pero no para dar respuestas sino para abrir preguntas que acompañen lo que a todes, en un punto nos sucede y tiene que ver con la confusión que produce “lo viejo y lo nuevo” a la hora de afrontar la tarea vital de relacionarnos sexo-afectivamente.

Una de las novedades de la época es también la sutileza con la cual se presenta la violencia contra las mujeres, hay formas que poco a poco se convierten en inaceptables. Estamos en las universidades, en la política, en el mundo del trabajo con un protagonismo para nada despreciable, por supuesto que por la prepotencia del trabajo colectivo y la historia de luchas y conquistas que el movimiento de mujeres y feminista ha ido propiciando, ahora, aún ante estos avances ¿cómo se presentan las desigualdades de género en los lazos amorosos en la actualidad? es una de las preguntas que en apariencia se hace la autora al momento de proponer re-pensar lo que sucede en éste plano, ¿qué pasa con el otre cuando los deseos no coinciden?, hemos conquistado libertades pero a la vez, suma poder pensarlas desde una ética común y la pregunta es cuál podría ser esa ética. Otra cuestión es, que el universo del coqueteo se ha ido renovando y planteando serias discusiones en cuanto a actualizar lo que se comprende como tal, el consentimiento, el decir si, el querer o no se ha puesto sobre la mesa de una vez y para siempre, esto significa que nuestro deseo vale y debe ser explicitado y que los cuerpos de las mujeres no son cuerpos disponibles, ahora bien, esto necesita un re-acomodamiento de los varones cis-género en torno a sus prácticas, en un nuevo esquema y no precisamente desde un lugar cómodo pero sin dudas es tarea necesaria. Ahora que las pibas hemos tomado algunas postas, ¿los varones qué?, se interroga la autora. 

Tenenbaum hace un repaso, en uno de sus capítulos, del lugar que tiene Internet en este aspecto, las redes, el celular, las apps, han acrecentado su uso en la población en los últimos años y por supuesto que ha tenido implicancias en cómo gestionar la seducción y el approachment sexo-afectivo, diversas aplicaciones como Tinder (el más popular por estos lados) o Happen, dan una manito, pero ante esto Tamara plantea preguntas desde un lugar que las problematiza sin ponerse la gorra, por supuesto, desde el convite a tener cuidado con que el amor libre no se convierta en amor liberal ni en consumo de cuerpos replicando las lógicas que el neoliberalismo nos dejó.

En fin, personalmente me resultó invitación, apertura y una manito extendida que nos dice que no siempre la incertidumbre tienen que ser crisis, que si es crisis tampoco está mal y que la podemos abrazar y darle la bienvenida, porque en definitiva es la búsqueda de un mundo deseoso donde quepamos todes.

 

Textos relacionados
#LiteraturayPoesía#MujeresPublicando

No hay nada mejor que casa

5 Minutos de lectura
#Ensayos#MujeresPublicando

El mercado de todo amor. Breve ensayo a propósito de Tinder

7 Minutos de lectura
#Ensayos#MujeresPublicando

Feminismo disruptor, marea arrolladora: De cómo tomamos la calle y ahora queremos tomarlo todo

7 Minutos de lectura
Suscribite a nuestras novedades

Prometemos no hacer spam ;)