SUBIDA CUMPLE Un nuevo aniversario de SubidaLeer Más
#LiteraturayPoesía#SubidaCumple

Memorias del alud

4 Minutos de lectura

Por Claudio Rojo Cesca.

Parte epistolario poético y parte diario íntimo, El cero es un número natural (Editorial Concreto, 2020) segundo poemario de Alex, presta velo a la tragedia e inaugura nuevas rutas hacia la mitología de un pasado en revisión.  

Allá lejos, en un mundo prepandémico, Alex publicaba Justo antes de olvidar mi nombre (Elemento disruptivo, 2018), poemario donde articulaba la potente voz de un ejercicio poético con profunda convicción militante y una genealogía familiar capturada en la red de mandatos de una cultura opresora. Este nuevo poemario, escrito en clave de epistolario a la vez que diario personal, toma la posta de su predecesor y escenifica un territorio en ruinas donde la ficción de origen es abierta, revisada y vuelta a contar. 

El escenario de fondo para esta elaboración de la mirada es el alud que arrasó las localidades de Rodeo y Siján, provincia de Catamarca, en el año 2014, cobrándose las vidas de 14 personas. Alex trabaja las terminaciones nerviosas de la tragedia para envolver el dolor con la mielina de un renovado mito fundacional: Los padres / de nuestros abuelos / llegaron a estas tierras / (…) ellas / llegaron a la par / fueron las primeras primerísimas / del linaje matriarcal / juro que de sus bocas vi nacer / brotes de ciruelos

A partir de esta puesta en escena, suerte de prólogo a una poética bifronte, comienza el trazado de una cronología, escrita durante un retiro en Rodeo, en el que cada poema representa un día sin internet, marcando también ahí, en el inacceso a la conectividad, una posición (d)escribiente del universo que se habita. Somos testigos, pues, del registro diario, y acompasado a este, del diálogo que establecen la voz de Alex, alucinatoria, sugerente y obsesiva en la contrucción de una belleza postdesastre, y una interlocutora, que amplía progresivamente su densidad yoica hasta constituirse como entidad colectiva: la otra ola, nosotras, potencia vitalizadora que desde un macroscopio espacial es descripta como una corriente de agua sucia rebalsando una pileta pelopincho

Esta magnífica fuerza opositora invierte el potencial destructivo del alud y bien podría ser el resultado de una estrategia de supervivencia que adviene sobre suelo trágico para hacer algo con las tensiones del pasado, sus violencias, su silenciamiento. El poemario, dedicado a “las víctcimas del alud”, abre el juego de nombrar el horror por fenomenología lateral: ¿víctimas del alud en Rodeo? ¿Víctimas del alud del machismo estructural? Desastre natural, vejación naturalizada, vocación transformadora. Alex conjura a sus otrxs tras la pantalla de su diario, al tiempo que lxs reorienta por el ejercicio de escritura en segunda persona, un diálogo que se abre y cierra como el obturador de una cámara y aprovecha cada momento para dejar pasar la luz.  

El cero es un número natural, en su formulación dialógica, ofrece un espacio de encuentro (de amor, digámoslo por fin) y de restauración de la(s) historia(s) forcluida(s). Funciona, por fin, como una invitación a redescubrir, ya no el anudamiento de una genealogía, sino la huella de una memoria colectiva ritualizante en su esqueleto mitológico. Un deshacer la desnudez de la muerte (y el silencio) que haga dique y sume el sonido de una voz poderosa a la música de su revolución. 

Sobre la autora

Alex (Santiago del Estero, 1992) es licenciada en Comunicación por la Universidad de Buenos Aires y magíster en Periodismo por El mundo, Madrid. Actualmente es becaria doctoral del CONICET con un proyecto de investigación sobre la poesía cuir contemporánea. Publicó El camino de los perdidos (Milena Caserola, 2017) y Justo antes de olvidar mi nombre (Elemento Disruptivo, 2018).

El cero es un número natural

Los padres 

de nuestros abuelos

llegaron a estas tierras 

por casualidad 

una tierra hecha 

por hombres

y para hombres

acá

desmontaron sus caballos

palmearon las manos 

pegaron sus narices 

a las puertas invisibles de la ciudad

nadie les dio la bienvenida

ellas 

llegaron a la par

fueron las primerísimas primeras

del linaje matriarcal

juro que de sus bocas vi nacer

brotes de ciruelos

ellas

pusieron nombre 

a estas montañas

hablaron 

en voz alta dijeron:

montaña

ellas

labraron estos patios

plantaron estos pinos

nos dieron qué comer

las madres 

de nuestros abuelos

sabían 

el futuro 

era un fruto 

de agua dulce 

el futuro 

era cualquier palabra

menos la palabra: 

    ciudad

Día 10 sin internet

También vi 

a una hormiga reina

abrir y cerrar 

su boca trampa

cazar a una mariposa 

blanca

con sus tenazas obreras

la vi cargando 

la ofrenda

sobre su espalda

allí 

las alas 

se movieron

apenas

un espasmo 

de vida

y por un momento 

creí

vi pasar 

un ángel

Día 12 sin internet

A la medianoche 

hicimos un fogón

me gustaría contarte

de la voz conmovedora 

que nos llamó

desde el centro del fuego

con su boca gris de lengua seca

nos contó cómo es vivir ardiendo

buscamos 

ahí donde nos guió 

desnudas cuerpo al aire

entramos en su casa

encendimos sus velas

fabricamos un altar

dos gallinas degolladas

nos sirvieron de promesa

nos vestimos con sus plumas

ofrecimos sus restos a las llamas

también nosotras 

bailamos

alimentando el fuego

las gallinas 

se quemaban

más tarde

bien entrada la madrugada

de la palma de nuestras manos

brotaron cenizas blancas

y nos indicaron el camino

me gustaría contarte, querida,

cómo el calor nos chamuscaba

al mismo tiempo 

que esa voz 

conmovedora 

desde el centro del fuego

nos dejaba congeladas

Textos relacionados
#Crónicas#Notas#SubidaCumple

Los cuerpos de Delgado

28 Minutos de lectura
Texto: Ernesto Picco. Fotos: Gabriela Álvarez. 1. Un mundo interior Roberto Delgado había pintado una línea blanca que atravesaba el patio de…
#Notas#SubidaCumple

Si Robin Hood viviera, sería mujer y científica

6 Minutos de lectura
Por Amautas Huarmis. Hablando «a ciencia cierta», podríamos sugerir que la forma de hacer y comunicar ciencia actualmente se considera un poco…
#Ensayos#Notas#SubidaCumple

¿Les molestan los nazis o la salud pública? (En defensa de Ramón Carrillo)

6 Minutos de lectura
Por Maximiliano Jozami*. Apenas circuló un eventual diseño para un billete con los rostros de Ramón Carrillo y Cecilia Grierson, brotó por…
Suscribite a nuestras novedades

Prometemos no hacer spam ;)